martes, 20 de noviembre de 2012

Simurdiera

En estos momentos estoy muy triste... me caen lágrimas y deseo no llorar... a ratos es mas fuerte que yo el no querer llorar... digo todo esto para que sientan (o lo que sea) el fondo y tonalidad de estas palabras.

El miércoles pasado (14 de noviembre) mi perro estaba exaltado... a las 3 de la mañana despertamos con un grito de mi mama... Simurdiera (nuestro perro) corría, con los ojos desorbitados y pareciese que no fuese aquel cachorro con unas ganas ilimitadas de jugar o aquel cachorro que se sienta en tus pies esperando que lo acaricies... lo llamábamos y no respondía... al parecer había comido o le dieron algo...

Se sentía el miedo que tenía hacia nosotros... escapaba, como si no nos conociese... intentamos atraparlo muchas veces mi padre, hermano y yo... incluso, saltó un muro de aprox. 3 metros en el patio escapando de nosotros (se golpeó muy fuerte)... luego de perseguirlo un tiempo que pareció eterno, me abalance sobre el logrando tomar parte de su cuello, me mordió ambas manos... (jamás había siquiera intentado morder a alguien de la casa...) luego de eso logré tomarlo por el hocico y con mis piernas inmovilizar su cuerpo, mientras mi otra mano sostenía su cuello...  una vez inmovilizado le dimos leche y aceite intentando inducirle el vómito (lo envenenaron quizás, pensamos) mientras mi hermana buscaba en internet que podría tener (una de las teorías era veneno de ratón o caracol) luego de vomitar, se calmó un poco... lo tenía en mis brazos.... cuando empezó con una convulsión (mierda, de solo recordarlo me caen lágrimas) en mis brazos solo lo sostenía... mi madre y mi hermana gritando, con miedo, no lo niego... yo también lo tuve... pensé que en ese momento moriría.

No se cuando duraron las convulsiones, pero para mi fue bastante largo y terrible.

Luego se calmó... le dimos mas leche, mi padre y hermano se turnaron para verlo, mientras mi hermana y yo nos fuimos a la cama para descansar un poco, ya que lo llevamos al veterinario al día siguiente.

La veterinaria que nos atendió nos pidió que se quedara, en caso de que le sucediese de nuevo... estuvo con suero...

el viernes ya estaba en casa...

parecía bien, normal... hasta el lunes en la mañana.

Me estaba vistiendo para irme al trabajo (8:00 de la mañana) cuando siento un grito de mi madre una vez mas, misma historia... no nos reconocía e intentó morderme cuando quise acariciarlo... esta vez mi hermano y hermana lo llevaron a la clínica... por lo que fui a mi trabajo, angustiado...

Lo derivaron a casa con unos medicamentos (relajantes) para mantenerlo calmado... parecía bien cuando llegué a casa... lo acaricié y estaba feliz de verlo en casa.

Unas horas mas tarde (7:30 de la tarde aprox.) un grito de mi madre nos hizo bajar a mi hermano y a mi... Simuridera no estaba por ninguna parte...

Lo encontramos en un agujero que hay entre unas latas y el muro frente a la casa (verán aun estamos construyendo la casa) desesperados, con mi hermano levantamos las latas y lo sacamos... había sufrido otro ataque de convulsiones...

Fuimos de urgencia a la clínica... le dieron mas diazepan y quedó una ves mas hospitalizado.

Hoy en la mañana llamé para saber como se encontraba... había pasado una buena noche, sin convulsión alguna... en la tarde (4 de la tarde) mis hermanos lo fueron a ver y había sufrido una convulsión durante el día...

El examen de sangre arrojó que están bien los órganos internos... pero que tiene una anomalía de carácter infeccioso...

Por lo que nos pidieron otro examen... uno para saber si tiene distemper...

Estos días, hemos conversado en casa varías veces... quizás es mejor dormirlo... de solo pensarlo mis ojos se llenan aún mas de lágrimas...

¿Como afrontas la muerte de un ser querido? jamás lo había pensado.

Es duro, es el regalón de la casa, es como el bebé de la casa, verán mi familia está compuesta por padre, madre y dos hermanos, todos grandes, mi hermana pequeña tiene 20.

No quiero que Simurdiera muera, tampoco que siga sufriendo, que mierda hacer, como mierda enfrentarlo.

Parte de la filosofía budista es el no temer a la muerte y despojarnos de las cosas, todos estamos muriendo cada día, no es algo nuevo, pero nunca había sentido la muerte tan cerca, con un ser tan amado como lo es Simurdiera...

Duele, y mucho.

Deseo de todo corazón que no muera, que Diosito lo salve... el puede hacerlo...

En caso contrario, deseo que deje de sufrir, veo como le duele en sus ojos... y siento impotencia de no poder hacer nada...

Smurdiera... porfa... recuperate :'(

Simurdiera en la clínica... vamos chico... se que eres fuerte :'c

2 comentarios:

Gladys dijo...

Amigo después de la alegría de saber de ti en mi blog vengo a leerte y bueno mi alegría se convirtió en tristeza, que puedo decirte amigo la verdad es que la única opción, sería cambiar de veterinario, tal ves no han descubierto lo que le sucede, a veces pasa igual que con los médicos, oh tal ves sufre epilepsia, la verdad es que te entiendo perfectamente por lo que estás pasando la primera ves que yo sufro en mi vida fue por mi gato, que se murió las mascotas pasan hacer uno más de la familia y uno sufre por ellos espero se mejore amigo.

Gracias por tu visita a mi triste espacio había dejado de publicar, por lo mismo que ya no puedo escribir como antes ahora solo hay tristeza en mi vida, pero trataré de cambiar extraño mucho a los amigos y amigas de los blog por eso seguiré publicando, te deseo lo mejor en tu examen amigo espero te vaya muy bien escríbeme yo no tengo tu correo, tu comentario no me llego al correo se quedo en el escritorio.

Un gran abrazo siento mucho lo de tu perrito espero se mejore amigo que tengas una linda semana.

metadonico dijo...

Es penca ver sufrir a los animales. Y en particular a los perros.

 


Parada22 es creada por la mente bizarra de Litoh :C Contacto: Carlos.emc@live.com, El template utilizado en este blog fué Diseñado por: Pocket