domingo, 22 de abril de 2012

Componentes del Control Interno

El Control Interno consta de cinco componentes que se encuentran interrelacionados, y están integrados dentro del proceso de gestión:

·         Entorno de control
·         Evaluación de los riesgos
·         Actividades de control
·         Información y comunicación
·         Supervisión

ENTORNO DE CONTROL

El entorno de control Constituye la base de todo sistema interno, determina las pautas de comportamiento y tienen una influencia fundamental en el nivel de conciencia de personal respecto del control.

La base fundamental del entorno de control está determinada por el personal y su nivel de concientización sobre este, por esto, las organizaciones se esfuerzan por tener recursos  competentes e inculcan un sentido de integridad y control, estableciendo políticas y procedimientos adecuados.

Factores del Entorno de Control

Consejo de administración:       El consejo de administración es responsable de influir de manera significativa en el entorno de control, y es muy importante que dejen sentir su presencia en el control y dirección de la empresa, La actividad del consejo de administración (u órgano similar) resulta esencial para garantizar la eficacia del control interno. El consejo debe tratar de incluir asesores externos a la entidad que puedan ofrecer opiniones alternativas, no viciadas por su dependencia a la organización.

Estilo y Filosofía Gerencial:       Marcan la manera en que la organización es gestionada y al riesgo empresarial aceptado, la gerencia debe tomar en cuenta todos los elementos de control necesarios para la toma de decisiones, evita los riesgos improcedentes y consideran todos los aspectos positivos y negativos de cada alternativa.

Estructura organizativa:               La estructura organizativa  proporciona el marco en el que se planifican, ejecutan, controlan y supervisan las actividades, adecuar la estructura organizativa de cada empresa según su tamaño, tipo de actividad y objetivos es fundamental para que el control interno pueda desarrollarse en forma adecuada, ya que define los canales por los que fluye la información así como también las líneas de responsabilidad y autoridad.



Integridad y valores éticos:       Los distintos objetivos de la organización están basados en distintos tipos de prioridades, juicios de valor y estilos de gestión, las que son llevadas a normas de comportamiento, reflejando la integridad de la dirección y su compromiso con los valores éticos.

Por muy eficaz que sea el control interno implantado en una empresa, este no puede estar por encima de las personas que lo llevan a cabo, la ética no solo consiste en el cumplimiento de las políticas establecidas por la empresa o las leyes que la rigen, es fundamental un compromiso de adhesión a los valores y la capacidad de llevarlos a la práctica de forma permanente por el personal de una empresa.

“Un clima ético vigoroso dentro de la empresa, y a todos los niveles de la misma, es esencial para el bienestar de la organización, de todos sus componentes y del público en general. Un clima así contribuye de forma significativa a la eficacia de las políticas y de los sistemas de control de la empresa y permite influir sobre los comportamientos que no están sujetos ni a los sistemas de control mas elaborados”1

A menudo resulta difícil crear un clima ético dentro de una organización ya que se debe establecer un equilibrio entre los diversos intereses (de la empresa, sus colaboradores, proveedores, clientes, competidores y el público en general) que por lo general se encuentran enfrentados entre si. Establecer dicho clima es indispensable para su bienestar y e influye en la eficacia  de las políticas y los sistemas de control establecidos.
El Consejo de Administración y la gerencia deben ser los primeros que asuman en la práctica los comportamientos éticos que van a intentar implantar en la empresa, estableciendo normas escritas (códigos de conductas) que los colaboradores de la empresa deben conocer y aceptar, debiendo quedar constancia escrita sobre ello periódicamente.
Incentivos y tentaciones: los individuos pueden cometer actos fraudulentos, ilegales o poco éticos simplemente porque la organización en la que trabajan les incitan o tientan, por ejemplo, el tener que cumplir con resultados muy exigentes o de muy difícil alcance, gratificaciones importantes sujetas a resultados a corto plazo.
Existen otras situaciones o factores que generan el ambiente o marcan el terreno para la concreción de acciones poco éticas o fraudulentas:
  • Controles débiles o ineficaces.
  • Alto grado de descentralización que reduce la probabilidad de detectar fraudes.
  • Sanciones insignificantes, que pierden el efecto desalentador de prácticas poco éticas.
La eliminación de estas tentaciones puede ser de gran ayuda para evitar o reducir comportamientos poco deseables por la organización y complementados con incentivos al rendimiento o al resultado y acompañados con una serie de controles adecuados, pueden constituir una técnica de gestión útil siempre que los objetivos de rendimiento sean realistas

Competencia Profesional:         Es necesaria la existencia de procesos de definición de puestos y actividades, de sección de personal de formación, de capacitación, de evaluación y de promoción, para poder cubrir cada puesto de trabajo por personas capaces de realizar las labores correspondientes de una forma competente.

Asignación de Autoridad y Responsabilidades:               El establecer límites y delimitar responsabilidades es fundamental  para que los miembros de la organización realicen sus funciones, el problema reside en saber cual es el grado adecuado de delegación de facultades, ya que solo se deben delegarse las facultades necesarias para lograr los objetivos de la empresa, para no entorpecer el sistema añadiendo funciones innecesarias para su correcto funcionamiento, por lo que se debe tener un conocimiento claro e indudable de los objetivos de la empresa al momento de gestionar las distintas responsabilidades y su correcta supervisión.

Políticas y prácticas de Recursos Humanos:       Estas prácticas indican a los colaboradores los niveles de integridad, comportamiento ético y competencia que se espera de ellos, referidas a las acciones de contratación, orientación, formación, evaluación, asesoramiento, promoción, remuneración y corrección, hay que dejar en claro que el incumplimiento generará una respuesta.

 Los colaboradores deben estar preparados para enfrentar los retos y cambios que continuamente sufren las empresas, por los complejos y dinámicos escenarios competitivos actuales, por lo que es indispensable la capacitación del personal en forma continua.

 Report of the nacional Commision on Fraudement Financial Reporting (RNCFFR, 1987) “Los nuevos conceptos del control interno” (informe COSO), Coopers & Lybrand.



Memoria de titulación
Marco teórico
Carlos Miranda
Contador Auditor
Universidad de Aconcagua

Si usas esta información, cita al autor y agradece el contendido :)

domingo, 8 de abril de 2012

Foo Fighters - Walking After You

Jacke *-*

sábado, 7 de abril de 2012

no mas weas

A bajar de peso.

Contenedores, un sabado cualquiera por la mañana

 


Parada22 es creada por la mente bizarra de Litoh :C Contacto: Carlos.emc@live.com, El template utilizado en este blog fué Diseñado por: Pocket